Riesgos al emigrar

Emigrar puede implicar ciertos riesgos que debes considerar antes de emprender este nuevo camino de vida. A lo mejor visto películas, has oído o conoces casos de personas que han tenido malas experiencias y se han expuesto a peligros que cambiaron sus planes y vida para siempre. En esta sección queremos hablarte de estos temas.

Las Naciones Unidas lo define como “la captación, el transporte, el traslado o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o a la extracción de órganos” (Protocolo de Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la trata de personas, especialmente Mujeres y Niños, 2000).

Las condiciones difíciles y situación de emergencia en las que se encuentran las personas que viajan para establecerse en otro país, las hace más propicias a ser víctimas de trata a través de falsas oportunidades laborales o promesas de una mejor calidad de vida (pueden incluir un viaje seguro, un lugar donde vivir, estabilidad laboral, etc.).  Al aceptar estas propuestas, la persona se convierte en víctima y se expone a peligros que pueden incluir explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos y maltrato físico y psicológico. Es muy difícil liberarse de estas redes de trata ya que los delincuentes se benefician económicamente de sus víctimas y, comúnmente, las mantienen sin documentos de identidad.

La mayoría de los casos se asocian a propuestas laborales que son falsas, por esta razón se debe poner especial cuidado a:

  • Agencias de empleo físicas o virtuales que ofrezcan ofertas de trabajo como anfitrionas, meseras, ventas, entre otros.
  • Agencias matrimoniales que ofrecen el matrimonio con extranjeros como opción para regularizar situaciones migratorias.
  • Agencias de modelos que ofrecen un plan de carrera.
  • Internet, chats en línea y redes sociales en donde las víctimas son engañadas por delincuentes que se dedican a contactar y establecer relaciones con personas vulnerables.

Las Naciones Unidas, en la convención de 2004, indicó que el tráfico ilícito de personas es “la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado Parte del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material”; dejando claro que entrada irregular es “el paso de fronteras sin haber cumplido los requisitos necesarios para entrar legalmente en el Estado receptor.

La relación puede terminar o no al cruzarse la frontera.  Si el precio de este servicio es muy alto y la persona no puede cancelarlo por completo, termina en una relación comercial con el traficante.  El traficante puede retener sus documentos de identidad hasta que considere que la deuda haya sido cancelada y someter a la persona a explotación sexual, esclavitud, trabajos forzados, entre otros, derivando así en casos de trata de personas.

Te compartimos algunos datos para evitar ser víctima de trata de personas:

  • No entregues tus documentos de identidad a nadie ni compartas tu información privada con desconocidos.
  • No uses a terceros para realizar tus procedimientos.
  • Conoce los procedimientos legales (migración, refugio, trabajo, etc) del país al que llegas.
  • Verifica la información que se te brinda.  Investiga.
  • Trabaja para empresas que cumplan las normas del país.
  • Usa buscadores de empleo conocidos.
  • Pide ayuda y consejos a tus conocidos.
  • Revisa los niveles de seguridad de tus redes sociales.
  • No chatees con extraños.

Además de los peligros asociados con la trata de personas y tráfico ilícito de migrantes mencionados previamente, entrar de forma irregular a un país te impedirá realizar una vida legal, acceder a servicios básicos y te coloca, como migrante, en una mayor situación de desprotección o vulnerabilidad.

El primer paso para garantizar tus derechos en el país de acogida comienza por contar con un estatus migratorio regular que te permita realizar las actividades básicas para cubrir tus necesidades de vida; para esto deberás demostrar que tu ingreso se llevó a cabo por uno de los puntos de acceso designados por el Estado; pero si no puedes demostrarlo, te expones a:

  • Realizar trabajos ilegales e informales, poniéndote en estado de indefensión ante injusticias y abusos que pueda cometer tu empleador, la imposibilidad de exigir el respeto a tus derechos laborales y exponerte a que se incumplan tus derechos humanos.
  • Disminuir las alternativas para regularizar tu situación migratoria.
  • Imposibilidad de una satisfacción plena de derechos fundamentales: afiliación de seguros de salud, acceder a una cuenta bancaria, acceder al registro único de contribuyentes (RUC), por mencionar algunos casos.
  • La posibilidad de ser deportado y generar un historial que te complicará futuros proyectos.
  • Lee el Manual de Trata de Personas en Perú. Haz clic aquí.
  • Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada trasnacional y sus protocolos. Haz clic aquí.
  • Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Haz clic aquí.

Aunque la tecnología nos permita tener acceso a información, relacionarnos con otras personas y realizar trámites que nos facilitan la dinámica de vida; también es cierto que existen ciertos riesgos asociados que debemos evitar, como personas que usan identidades falsas con motivos desconocidos, exceso de exposición de la vida privada, distorsión en el uso de imágenes y vídeos personales, acceso a virus digitales que permiten que otras personas accedan a tus datos y cuentas, entre otros.

A continuación te damos algunos consejos para que te protejas y minimices el acceso no consentido a tu información personal:

  • No aceptes a desconocidos: acepta solo a personas que conoces. Haz una revisión de tu lista de amigos y elimina a las personas que no conozcas o puedan poner en riesgo tu seguridad.
  • Usa la configuración de seguridad y privacidad: revisa las opciones de privacidad y seguridad que brindan las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc.), en donde encontrarás las formas de configuración para limitar la información de tu perfil para los amigos (personas que conoces y aceptaste) y para los que no están en tu lista de amigos. Además, puedes impedir que tu nombre e información aparezca en los motores de búsqueda de la red social, entre otras opciones.
  • Evita comentar que saldrás del país temporal o permanentemente: Es riesgoso anunciar que viajarás por múltiples motivos. Por ejemplo, si dejas bienes o propiedades en tu lugar de origen, te arriesgas a ser víctima de robos o invasión a tu propiedad. Además, te expones a recibir mensajes o llamadas de personas que te ofrecen atractivos servicios de viaje y pueden ser redes de tráfico de personas. Si te persiguen, las personas que amenazan tu vida se enterarán de tu viaje. Elabora tus planes de viaje usando fuentes de información seguras, medios de transporte formales y realizando personalmente los trámites.
  • Ten cuidado con los grupos virtuales grandes: actualmente hay muchísimos grupos de Facebook o WhatsApp de venezolanos y venezolanas en el extranjero o con intenciones de emigrar. En la mayoría de estos espacios hay tantos miembros que es imposible saber quién pueden estar leyendo o monitoreando la información que se coloca allí. Evita compartir información personal o realizar preguntas que te pongan en evidencia. Además, se difunde información que puede ser falsa o tergiversada. Puedes tomar como referencia algunos comentarios o datos, pero deberás contrastarlos con fuentes de información formal y verificables.
  • Utiliza espacios reservados y seguros para realizar consultas: hay plataformas virtuales seguras de información para migrantes y refugiados en diferentes países, una de ellas es www.veninformado.pe en Perú. Siempre utiliza los mensajes directos o el chat privado para solicitar ayuda u orientación para asegurar que la información que brindes solo sea conocida por el operador o persona a cargo de la comunicación. Asegúrate que guarde la reserva y mantenga la confidencialidad de lo que puedan conversar.
  • Guarda reserva sobre tu ubicación: si por motivos de seguridad no deseas que se conozca el país o la ciudad en que estás, no te expongas en fotos, videos o ubicación. También, tienes derecho de solicitar la eliminación de publicaciones donde se exponga tu imagen sin tu autorización.

¿Cuán útil te pareció este contenido?

0 / 5. Total de votos 0

¡Sé el primero en valorar este contenido!